Noticias Nacionales y de Coyuntura


 

INGRESOS REALES DESIGUALES
El epicentro de la coyuntura económico-social del país es, sin lugar a dudas, el reajuste salarial. El principal contingente humano que hoy se encuentra movilizado bajo la conducción de la Central Obrera Boliviana reclama un incremento salarial mayor al 8 por ciento que ofrece el gobierno.

Postergando para nuestro programa Análisis del próximo sábado un examen más profundo del tema salarial, sólo queremos mostrar en esta columna editorial algunos elementos que tienen una relación directa con esta situación conflictiva.

  • Sobre un total de 10 millones de habitantes que tiene actualmente Bolivia un poco menos del 50 por ciento tiene, efectivamente, algún ingreso real periódico. La otra parte, está constituida por los menores de edad, salvo el caso de aquellos que ya tienen una actividad remunerada aún siendo menores.

  • Del segmento social que podríamos denominar genéricamente trabajadores, el ingreso real de cada uno es muy diferenciado en función del tipo de trabajo que realiza. Podríamos clasificar, por lo menos, cuatro grupos importantes:

  • * Miles de mujeres trabajadoras que no perciben, directamente, un ingreso real, como es el caso de las mujeres del campo o de las amas de casa en las ciudades.
    * Más de la mitad de la población económicamente activa que tienen ingresos diarios aunque inseguros debido a su trabajo en la economía llamada informal ( comerciantes minoristas, trabajadoras del hogar, trabajadores eventuales, etc.)
    * Un buen porcentaje de los llamados empleados públicos y privados que perciben mensualmente un abanico de sueldos y salarios diferenciados.
    * El sector laboral propiamente dicho, constituido por los obreros de las minas y fábricas cuyo salario mínimo se fija anualmente por el Estado.

    Por lo tanto, cuando examinamos el ingreso real del total de trabajadores, hombres y mujeres, que tiene Bolivia, éste ingreso no es siempre el que conocemos todos como sueldo o salario mensual. Cerca de dos tercios de la población trabajadora no tienen esta remuneración mensual y garantizada.

    Desde otro ángulo de enfoque, los salarios han tenido una evolución ascendente en los últimos años.

  • De 240 bolivianos que era el salario mínimo nacional en 1997 y que llegó a 440 bolivianos el año 2004, hasta 815 bolivianos para el año pasado, se ha anunciado desde el Gobierno Nacional un salario mínimo de mil bolivianos mensuales, lo que representa un incremento de 127 por ciento entre los años 2005 y 2012.

  • En base a datos proporcionados por el Ministerio de Economía, el desempleo en Bolivia habría descendido entre los años 2001 y 2011, del 8.5 por ciento al 5.5 por ciento. Este dato cobra significación si se compara que España tiene un registro del 25 por ciento de desempleo, debido a los efectos de su crisis actual.

  • Habría que agregar como otros ingresos indirectos, aunque constantes, tanto en beneficio de los asalariados como de los que tienen ingresos intermitentes, aquellos que la inversión social ha empezado a distribuir a la población, tal como es el caso de los bonos y subvenciones menores.

  • Finalmente, conviene advertir que un incremento desmedido en los salarios provocaría automáticamente una inflación en progresión geométrica, rompiendo el control que se ha logrado en los dos últimos años del 6.9 por ciento para el año pasado y del 5 por ciento como inflación estimada para el este año.
  • Fecha: 2012/05/03
    Fuente: Dr. Franz Barrios Villegas (IPTK-CIC)


     

     


    Centros Integrales Comunitarios

    Centro de Recursos Pedagógicos Integrales

    Centro de Profesionalización Rural

    Hospital George Duez
    Eventos y Actividades
     
    contador de visitas
     
    IPTK - Instituto Politécnico "Tomás Katari
     
     
    Calle: Nataniel Aguirre 560 - Teléfonos: ++591-4-64 62447 / 64 61352 - Fax: ++591-4-6462768 - Casilla: Nº 158
     
    Email: iptk@entelnet.bo
    Sucre - Bolivia