Noticias Nacionales y de Coyuntura


 

ACULLICO O DROGA
El uso de la hoja de coca ha sido, en estos días, un tema polémico que ha despertado el interés internacional. El presidente de Bolivia ha defendido en Viena tanto el acullico como el valor de la hoja de coca, mientras que desde algunos niveles oficiales del gobierno norteamericano se ha insistido sobre una deficiente campaña de erradicación de esta materia prima en Bolivia.

Lo evidente es que se trata de dos temas diferentes. El acullicó es una práctica milenaria que se ha mantenido en varias regiones de América del Sur y principalmente en la zona andina de Bolivia, en condiciones absolutamente normales y de reconocimiento legítimo por la población.
La hoja de coca, utilizada directamente, ha sido valorada como un alimento nutritivo, energizante y con niveles apreciables en vitaminas C y D, así como en calcio. El acullico, generalizado en las faenas agrícolas y en los duros trabajos mineros, ha merecido un reconocimiento colectivo muy alto, sin que se insinuara ningún alcance ilícito o peligroso para la salud.

En el otro extremo, la cocaína es una de las drogas más nocivas para la vida humana. Su expansión en el mundo entero es, obviamente, motivo de preocupación general. Por los datos que se han publicado recientemente el consumo de cocaína en Estados Unidos ha ubicado a este país en el primer lugar del mundo, representando nada menos que el 40 por ciento del consumo mundial de esta droga.

Otras informaciones estadísticas revelan que en la Unión Europea el valor de mercado de la cocaína alcanza la cifra de 34 mil millones de dólares, mientras que en Estados Unidos este monto asciende a 37 mil millones, casi el doble del producto interno de Bolivia.

Queda absolutamente claro que las responsabilidades internas de Bolivia tienen que ver con el control de la producción de la hoja de coca sólo para el uso legalmente permitido; que se debe reforzar la campaña de erradicación de las plantas excedentarias de coca, a fin de evitar su desviación hacia la fabricación ilícita de la droga; y que se debe cortar el paso del narcotráfico por territorio nacional.

Lo que no queda suficientemente claro es el esfuerzo de los países desarrollados, que son los principales consumidores de la droga, para evitar la expansión del narcotráfico y del consumo de la cocaína, porque los intereses económicos y financieros que mueve este negocio condenable son más grandes e influyentes que la misma política de los gobiernos del norte.
Fecha: 2012/03/13
Fuente: Dr. Franz Barrios Villegas (IPTK - CIC) Foto: www.correodelsur.com


 

 


Centros Integrales Comunitarios

Centro de Recursos Pedagógicos Integrales

Centro de Profesionalización Rural

Hospital George Duez
Eventos y Actividades
 
contador de visitas
 
IPTK - Instituto Politécnico "Tomás Katari
 
 
Calle: Nataniel Aguirre 560 - Teléfonos: ++591-4-64 62447 / 64 61352 - Fax: ++591-4-6462768 - Casilla: Nº 158
 
Email: iptk@entelnet.bo
Sucre - Bolivia